Temas filosóficos y cine

El cine de ficción ha recurrido con frecuencia a la temática propia de la filosofía, provocando de mil maneras diferentes las grandes preguntas que nos hacemos los seres humanos, sobre el sentido de la vida, el destino… Las historias, los personajes, en muchos casos, reflejan estructuras narrativas que están presentes en las obras maestras de la Literatura universal, recreando situaciones y vivencias que pueden reconocer los espectadores y hacerlas propias a través de la fuerza expresiva del lenguaje audiovisual. Podríamos decir que hacen visibles sentimientos, pensamientos, ideas, sueños, hablan a la imaginación y a las emociones, con gran eficacia persuasiva.

Filósofos como Eugenio Trías, o Edgar Morin, se han sentido atraídos por el cine, como medio de interpretación del mundo y del ser humano de nuestro tiempo. Pues en él se encuentran y se combinan las artes plásticas y la cultura llamada popular o de masas se relaciona con la “alta cultura”, (sublimis o gravis, a la manera romana), de tal manera que encontramos “versiones cinematográficas”, basadas en los argumentos de las tragedias shakesperianas o con estructuras simbólicas similares a las grandes epopeyas de Homero. El cine, el buen cine, como “fábrica de sueños”, puebla el imaginario de las sociedades contemporáneas de nuevos mitos, o mejor dicho, adaptaciones de los mitos atemporales, recreando las historias de siempre, contadas con lenguajes de ahora.

Anuario 2016

ANUARIO 2016